Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Se acercaron al borde.
Los empujó, y volaron.

Guillaume Apollinaire

sábado

Abrazando la noche

VIRUS
Un virus ha entrado en mi ordenador
a través de un email
igual que ocurre con una epidemia
o pandemonia.
No deja de ser extraño
que el amor de un mensaje
destruya mi sistema informático.
Me lo merezco
por permitir que el amor viaje por cable
en lugar de viajar por piel.

Cristina Peri Rossi
(Habitación de hotel)

CIUDAD UNO

Inventario de lugares propicios al amor

Son pocos.
La primavera está muy prestigiada, pero
es mejor el verano.
Y también esas grietas que el otoño
forma al interceder con los domingos
en algunas ciudades
ya de por sí amarillas como plátanos.
El invierno elimina muchos sitios:
quicios de puertas orientadas al norte,
orillas de los ríos,
bancos públicos.
Los contrafuertes exteriores
de las viejas iglesias
dejan a veces huecos
utilizables aunque caiga nieve.
Pero desengañémonos: las bajas
temperaturas y los vientos húmedos
lo dificultan todo.
Las ordenanzas, además, proscriben
la caricia (con exenciones
para determinadas zonas epidérmicas
-sin interés alguno-
en niños, perros y otros animales)
y el 'no tocar, peligro de ignominia'
puede leerse en miles de miradas.
¿A dónde huir, entonces?
Por todas partes ojos bizcos,
córneas torturadas,
implacables pupilas,
retinas reticentes,
vigilan, desconfían, amenazan.
Queda quizá el recurso de andar solo,
de vaciar el alma de ternura
y llenarla de hastío e indiferencia,
en este tiempo hostil, propicio al odio.

Ángel González
(Tratado de Urbanismo)

YO CANTO AL CUERPO ELÉCTRICO

4.
Me he dado cuenta de que basta estar con los que uno quiere,
Me basta demorarme al atardecer con aquellos que quiero,
Me basta sentir cerca la hermosa carne, la carne que es curiosa, que respira
y que ama.
¿Pasar entre la gente y tocar alguno, o rozar con el brazo el cuello de un
hombre o de una mujer, no es esto mucho?
No pido otra alegría, nado en ella como en el mar.

Hay algo en estar cerca de hombres y de mujeres y de mirarlos, y en su
contacto y en su olor, que es grato al alma,
Todas las cosas son gratas al alma, pero ésta es la más grata.

Walt Whitman
(Hijos de Adán)

miércoles

Dice Simone de Beauvoir

Dice Simone de Beauvoir:

"La solución es fijarnos metas que den significado a nuestra existencia, esto es, dedicarnos a personas, grupos o causas. Sumergirnos en el trabajo social, político, intelectual o artístico. Desear pasiones lo suficientemente intensas que nos impidan cerrarnos en nosotros mismos. Apreciar a los demás a través del amor, de la amistad, de la compasión. Y vivir una vida de entrega y de proyectos, de forma que podamos mantenernos activos en un camino con significado, incluso cuando todas las ilusiones hayan desaparecido y nuestro fervor por vivir se haya marchitado"

Hace diez años que este mensaje me sirvió de alivio, compruebo que es verdad lo que dice. Aunque para fijarnos o descubrir alguna de esas metas y entregarnos con ganas primero hemos de enfrentarnos a nosotros mismos siendo honestos y ésto es como bajar a las mazmorras, enfrentarte y luchar con los centuriones, y liberar al inocente cautivo ya medio exhausto. Al poco descubres que tú eres el cautivo liberado que has logrado salir a la luz, ésto requiere un tiempo de readaptación y recobrar la libertad es un aprendizaje, nos lo contó Raúl Rivero (periodista cubano que estuvo veinte años en la cárcel): "Es muy difícil aprender a ser libre y a pensar por uno mismo. Adquirir el lenguaje y el estilo de un hombre libre es un proceso complejo,..."

A la vez que vamos aprendiendo a ser libres podemos empezar a dedicarnos a lo que nos dice Simone de Beauvoir. Este es un camino pero debe haber muchos, los fáciles nos enseñan y nos liberan poco, los difíciles algo más. Y vamos yendo con mucho tiento y a la vez disfrutando, incluso en las mazmorras se puede bailar de vez en cuando.




Alicia, vuelve


Mi querida Alicia:

No sé en qué lugar estás, creo que te has dormido profundamente y no quieres saber nada de este mundo. Últimamente te sentías como acorralada aunque no lo expresabas, los miedos los escondías en tu trastero más profundo pero estaban empezando a escaparse y acosarte.

Cuando somos niños nos creamos la imagen de cómo va a ser nuestra vida de mayores, y ésta se nos resiste, tarda y tarda, empezamos a sospechar que quizás tengamos que soltar el lastre de nuestros sueños porque nos impiden seguir, avanzar, pero… entonces, a qué nos agarramos… Algo así creo que te pasó entre el lunes y el martes pasado, te llegó el momento de soltar tu sueño y no pudiste agarrarte a nada, así que te fuiste con él, convertida en sueño también, a un lugar que desconocemos.

Volverás, no sé bien cómo, te habrás despedido de tu sueño y quizá traigas otro contigo. Eso, así será, estás buscando ahora otro sueño en algún lugar desconocido.

Por favor, vuelve pronto, aquí hay gente que te quiere y volveremos a descubrir qué es vivir.

domingo

Vivir siendo útil


Qué hacer en la vida debe darse de forma natural,
algo que te lleva a otro algo y
luego, a otro más algo.

Debo aceptar este ir ¿sin avanzar?
Mi aprender es sobre ésto.
Mi aprender quizás sea soportar a momentos
el vértigo de la nada.

Quizás sea una bestia y una ingrata
por interpretar mal mi vivir y porque
busco o pido algo que no me corresponde,
(aunque, cada vez pido menos)
o quizás sí, debo seguir este hilo,
puede que sea el de Ariadna.

No sé nada. Me observo y observo.
Algún fuego artificial extinto como pompa de jabón,

luego silencio.

(Sigo confiando en los vientos a favor)