Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Se acercaron al borde.
Los empujó, y volaron.

Guillaume Apollinaire

lunes

Ya debemos entrar en la cueva.

Desde hace dos o tres años el final del verano se me hace casi insoportable, lo siento como una gran pérdida.


"El conformista


Cuando era joven quería vivir en una
ciudad grande.
Cuando perdí la juventud quería vivir en
una ciudad pequeña.
Ahora quiero vivir. "

    Ángel González

 


jueves

¿Para qué sirve el arte? ¿es útil?

Creo que el arte, el teatro, la música son medios por los cuales contamos nuestra historia y si la sabemos contar desde la verdad y con belleza, logramos seducir y aprender, mutuamente, por lo que placer y sabiduría se unen. Creo que el arte nos ayuda a sentirnos más vivos. Luego está el mercado del arte que eso es otra cosa.

Las grandes obras de arte lo consiguen a lo largo del tiempo, porque logran un nivel máximo de verdad y belleza y pasan a ser atemporales.

lunes

El verano se va decolorando



Ayer estuve en el monte, dimos un paseo de dos horas por las montañas elevadas desde donde se veían otros picos, más arriba el azul cielo con el sol alumbrando y calentado el manto verde, nos encontramos robles, acebos, a lo lejos hayas y pinos, a nuestro lado zarzas con moras ya oscuras y dulces, de vez en cuando nos rondaba un aroma dulzón con notas de incienso y descubrimos las hojas de las plantas de donde venía, no supimos su nombre, eran de un verde primavera intenso y un poco pegajosas, también encontramos mucho violeta de la lavanda, un buen paseo, vivo.

Siento que te desvaneces, me libero de anhelarte y descanso. Conocerte ha sido bonito, intenso. Doy gracias a la Vida y a ti,... te queda tanto camino por recorrer, te deseo lo mejor.

El verano se va, parece como el final de fiesta, ese triste poso.


Me cuesta entender la vida sin entusiasmo.

viernes

Estaba pensando

Sentir un gran amor..., cuando se vislumbra cerca me doy cuenta de que es algo muy raro de que ocurra pero enorme y de gran plenitud el sentirlo en momentos, lograr que eso se extienda en el tiempo es mucho más difícil, pero creo que es aquí donde realmente tenemos que dedicar toda nuestra sabiduría y esfuerzo porque es lo que suponemos nos va dar la buena energía para vivir, seguir trabajando y poder disfrutar de lo sencillo en la vida que también es lo más grande.

Este amor es tan raro y difícil que se dé porque son dos personas las que se deben encontrar y deben descubrir lo que tienen en común en el plano mental, intimidad emocional, sexual y espiritual, y además de ésto tienen la voluntad de asumir el compromiso de estar juntos, cuidarse y crecer juntos, para lo que también deben coincidir en un momento vital parecido o complementario.

Para descubrirse, a partir de ese primer chispazo o mirada de reconocimiento, que casi se da solo, la naturaleza ayuda, tiene que haber buena comunicación, desde dentro y desde una actitud de apertura, de humildad, libres de prejuicios, con generosidad para saber darse, entregarse a la otra persona, aceptando a cada paso la vulnerabilidad que se siente al principio cuando comienzas a sentir que dejas una parte del yo para ser un nosotros y sin exceso de apego al otro. Tener esta disposición no es fácil, con cierta sabiduría o madurez quizás se esté más cerca, depende de lo que hayamos observado y aprendido en los años anteriores. Así que lo que solemos conseguir y abundan son pseudoamores, ya lo decía Ortega y Gasset. Supongo que sirven para ir tirando.


Pues eso, estaba yo pensando...