Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Se acercaron al borde.
Los empujó, y volaron.

Guillaume Apollinaire

lunes

Otra casualidad & sorpresa

 
 
Eduardo Alvarado


“…
Yo confieso no saber por qué será, pero siempre la vista de las estrellas me hace soñar tan simplemente como me impulsan a soñar los puntos negros que representan en el mapa las ciudades y los lugares. ¿Por qué me pregunto, los puntos luminosos del firmamento no serían menos accesibles que los puntos negros en el mapa de Francia?
Si tomamos el tren para irnos a Tarascon o a Ruán, tomamos la muerte para irnos a una estrella.
Lo que es realmente cierto en este razonamiento es que, estando en vida, no podemos irnos a una estrella; lo mismo que estando muertos no podemos tomar el tren.
En fin, no me parece imposible que el cólera, el mal de piedra, la tisis, el cáncer, sean medios de locomoción celeste, como los barcos a vapor, los ómnibus y el ferrocarril, lo son terrestres, morir tranquilamente de vejez sería ir a pie. “ 

VINCENT VAN GOGH (Extraído del dibujo mostrado)
 
 

sábado

Por una casualidad

  
  

“Las estrellas: ¿qué son?          Son trozos de hielo que reflejan el sol;          son luces que  flotan en el agua más allá de la cúpula transparente;          son clavos en el cielo;          son agujeros en la gran cortina que hay entre nosotros y el mar de luz; …       hacen recados a los amantes;         son composiciones de átomos que caen por el vacío y se enredan entre sí; …          son aves cuyas plumas arden;            fecundan a las madres de los grandes hombres;           son brillantes concentraciones del aliento espiritual, hechas con los residuos sobrantes de la creación del sol y la luna;          son las simientes de todas las criaturas de la tierra; …          son esferas de cristal cuyo movimiento crea música en el cielo;          ellas están fijas y nosotros nos movemos;          nosotros estamos fijos y ellas se mueven;          son las luces de los palacios donde viven los espíritus;      son de distintos tamaños;          son cirios fúnebres, y soñar con ellas es soñar con la muerte;             son como todo lo material, de cuatro tipos de materia: protones, neutrones, electrones, neutrinos;          son la interacción por medio de cuatro fuerzas: gravedad, electromagnetismo, fuerza nuclear fuerte y fuerza nuclear débil; …          son las ascuas del fuego de la creación;        nunca cambian;        son lo que está en un estado de cambio continuo; …       son las Nunca Desvanecidas, con forma de golondrina que se alimentan con el fruto del Árbol de la Inmortalidad, aquel que crece en la isla del Lago del Halcón Verde;     brillan, refulgen, titilan, destellan;           son deliciosas; …          son una especie de queso celeste batido hasta hacerse luz;        son, simplemente son;            nosotros y todas las estrellas que vemos sólo somos el átomo en un conjunto infinito: un archipiélago cósmico; …          el cielo es de lapislázuli puro, salpicado de pirita que son las estrellas;           la única palabra que oímos de ellas es su luz;          bajo un cielo estrellado en una noche clara, el poder oculto del conocimiento nos habla una lengua que no conocemos su nombre;           la bondad y el amor manan de ellas; …         no tienen elementos fortuitos o aleatorios, ni movimiento errático o inútil;       el mal y el infortunio manan de ellas;          su existencia es improbable; …           su maravillosa regularidad está más allá de toda creencia y es una prueba de que en su seno reside la inteligencia divina;           el silencio eterno de esos espacios infinitos es aterrador; …       el conocimiento de las estrellas es fundamental para la comprensión de los poetas; …      somos el centro del universo material, pero estamos en el perímetro del universo espiritual, condenados a ver de lejos el espectáculo de la danza celestial; … “   

  
 ELIOT WEINBERGER  ‘Algo Elemental’ (Ed. Atalanta)   

  

... en la noche



De lejos parecen todas iguales pero
en el reposo de la noche se descubren,

las calientes y jóvenes
se visten de azul,

a las convencionales y de mediana edad
les gusta el amarillo,

el rojo se lo reservan las ancianas y moribundas,

y las que van de blanco o negro
están en los estertores de la muerte.
 
Hablo de mis primas lejanas las estrellas.
 
.

jueves

Amanecer

óleo s/lienzo (46 x 33)

martes

Moon III

óleo s/lienzo (46 x 60)

viernes

Errante caminante






 

 
grafito y pastel

sábado

Aguas cristalinas

'Espejismos'   óleo s/lienzo