Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Se acercaron al borde.
Los empujó, y volaron.

Guillaume Apollinaire

domingo

En penumbra



En penumbra
he tropezado
con algo dormido
y se ha movido.

Viene tan de atrás
que estaba olvidado,
como un insecto palo
en la sombra.

Viene de cuando los sueños
enredaban lo real con todo
y así me pareció que volvía,
como un encogido sobresalto
de otro sentir sin estrenar.

Este tiempo en penumbra
me descubre una grieta
que no sé si es de hielo
o brisa que me alumbra.

. 

miércoles

El río

óleo s/lienzo (60 x 81)

domingo

El gran felino

grafito, óleo y tinta s/papel (21 x 29)

El tigre

Iba y venía, delicado y fatal, cargado de infinita energía, del otro lado de los firmes barrotes y todos lo mirábamos. Era el tigre de esa mañana, en Palermo, y el tigre del Oriente y el tigre de Blake y de Hugo y Shere Khan, y los tigres que fueron y que serán y asimismo el tigre arquetipo, ya que el individuo, en su caso, es toda la especie. Pensamos que era sanguinario y hermoso. Nora, una niña, dijo: Está hecho para el amor.

‘Historia de la noche’  JORGE LUIS BORGES