Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Venid hasta el borde.
No, que caeremos.
Se acercaron al borde.
Los empujó, y volaron.

Guillaume Apollinaire

jueves

Anhelos



 


He oído decir que

la Eternidad está enamorada
del Tiempo.

Ella anhela
encarnarse con Él
y conocer así, 
los comienzos y los finales.

El Tiempo también anhela
la Eternidad
para al fin, descansar,
y fundirse en Ella.

.

No hay comentarios: